Saltear al contenido principal
El Refugio De Lizara Ya Es Más Sostenible

El refugio de Lizara ya es más sostenible

A lo largo de los meses de marzo y abril se ejecutaron las actuaciones para la implementación de las tecnologías propuestas en el refugio de Lizara. Sustitución de baterías en mal estado, instalación de paneles fotovoltaicos y una termochimenea con aprovechamiento de calor generado producirán un impacto energético positivo que mejorará la sostenibilidad del refugio.

SustainHuts sigue progresando en la mejora del impacto ambiental de refugios de montaña cuando se acerca al ecuador del proyecto. Tras dos años de adquisición de datos, monitoreo de consumos y modelización de los sistemas energéticos existentes, se comienzan a ejecutar las primeras acciones de cara a evaluar, durante el próximo verano, el impacto conseguido.

Así, durante los meses de marzo y abril se llevaron a cabo las actuaciones en el refugio de Lizara, situado a 1540 metros en el Parque Natural de los Valles Occidentales, que consistieron en la sustitución de 18 vasos de baterías, la implementación de paneles fotovoltaicos de última generación y una chimenea con tecnología innovadora que aumenta la eficiencia y reducirá considerablemente el consumo actual de gas para calefacción.

Con respecto a los paneles fotovoltaicos, se han sustituido 25 paneles en mal estado por otros de última generación, 8 de 85 W y 17 de 150 W, resultando en una instalación total de 3,57 kW de potencia. Con respecto a la termochimenea, esta tecnología innovadora aprovechará el calor generado por la combustión de leña para calentar agua que será distribuida por los radiadores, maximizando así el calor procedente de un recurso renovable como la biomasa.

A través de estas actuaciones se espera obtener hasta un 30% de la energía consumida mediante el aprovechamiento de fuentes de energía renovables, reduciendo el consumo de diésel en 1500 litros anuales y evitando la emisión de más de 7,5 toneladas de CO2 anualmente, mejorando así la sostenibilidad y la resiliencia del refugio de Lizara. A lo largo del verano se monitorizarán los consumos del refugio y se obtendrán resultados concretos del impacto ambiental producido por estas actuaciones

Volver arriba