Saltear al contenido principal
El Rifugio Di Torino Más Sostenible Gracias Al Proyecto SustainHuts

El Rifugio di Torino más sostenible gracias al proyecto SustainHuts

Tras la puesta en marcha de las tecnologías renovables previstas para el Rifugio di Torino, miembros de Environmental Park (EP), Club Alpino Italiano (CAI) y Fundación Hidrógeno Aragón (FHA) visitaron el refugio para conocer de primera mano su funcionamiento y el impacto conseguido en la gestión energética de este.

El Rifugio di Torino, situado en los Alpes Italianos a 3375 metros de altitud, es a día de hoy más sostenible y eficiente gracias a las tecnologías implementadas a través del proyecto LIFE SustainHuts. Por esto, el pasado 4 de abril, varios socios del proyecto se reunieron en el refugio para conocer de primera mano las tecnologías implementadas y la gestión actual de refugio, de cara a monitorizar, durante el periodo restante del proyecto, la reducción de impacto ambiental conseguida a través de dichas actuaciones.

Socios de CAI, EP y FHA en reunidos con los guardas del refugio.

Teniendo en cuenta la localización y condición climática del refugio, las acciones implementadas se han dividido en dos partes: una relacionada con la generación energética renovable y otra con el uso eficiente del agua consumida, un bien escaso debido a la extrema altitud a la que se localiza el refugio. En cuanto a la generación renovable, se han instalado 3,9 kWp de placas fotovoltaicas en la fachada sur del edificio que, mediante almacenamiento en baterías, proveerán de energía a tres estufas eléctricas utilizadas en la parte más baja del refugio, sustituyendo así a la caldera diésel previamente instalada.

Placas fotovoltaicas instaladas en la fachada sur del refugio.

En cuanto a la gestión de agua, la instalación de una planta de recolección de nieve y lluvia de los tejados y otra planta para el tratamiento y filtrado de aguas residuales permitirán reducir la cantidad de agua transportada al refugio, aumentando la eficiencia en su consumo y reduciendo el impacto ambiental consecuente de su traslado hasta él.

El impacto total, teniendo en cuenta ambas acciones, se estima en una reducción de más de 10 toneladas de CO2 al año, evitando el traslado de alrededor de 1000 litros medios diarios de agua hasta el refugio. Durante los próximos meses y hasta la finalización del proyecto, miembros del Club Alpino Italiano así como los guardas del refugio tomarán medidas del impacto conseguido, acompañados por el apoyo técnico de la agencia Environment Park, ambos socios italianos del proyecto.

 

Volver arriba