Saltear al contenido principal
Se Inicia La Fase De Ensayos Del Electrolizador De Bachimaña

Se inicia la fase de ensayos del electrolizador de Bachimaña

El electrolizador para el almacenamiento de hidrógeno que se instalará en Bachimaña se encuentra en las instalaciones de la Fundación Hidrógeno Aragón para ser testeado por los técnicos de la Fundación antes de su implementación definitiva en el refugio. El resto de los componentes del sistema (almacenamiento y pila de combustible) ya están asimismo fabricados.

El almacenamiento de hidrógeno en un refugio del Pirineo Aragonés está hoy más cerca de ser una realidad. El primer equipo, un electrolizador que generará hidrógeno renovable mediante el proceso de electrólisis, se instaló el pasado 17 de diciembre en las instalaciones de la Fundación Hidrógeno Aragón. Se trata de un electrolizador de tecnología PEM (de membrana de intercambio protónico por sus siglas en inglés), ha sido fabricado por la empresa Hidrogena, y presenta como principal característica novedosa la producción de un hidrógeno de alta pureza a una presión de salida de 50 bares. A partir de aquí, comienza una fase de pruebas y testeo del equipo para asegurar su correcto funcionamiento bajo las condiciones climáticas y de uso tan características del refugio de montaña. Posteriormente, tras la llegada del resto de equipos previstos, el sistema se probará completamente antes del traslado definitivo al refugio.

Un electrolizador es un equipo que genera hidrógeno mediante el proceso de electrólisis, consistente en realizar una separación de la molécula de agua en sus componentes, hidrógeno y oxígeno, gracias a la aplicación de electricidad. Así, el electrolizador de Bachimaña consumirá la energía renovable procedente de la turbina hidráulica instalada en los alrededores del refugio de Bachimaña para producir hidrógeno en forma de gas, considerado un tipo de almacenamiento verde y sin huella de carbono al proceder del consumo de energías renovables. Tras esto, durante los meses sin generación renovable en el refugio, el hidrógeno generado por el electrolizador y almacenado en un rack de botellas será consumido en una pila de combustible, que mediante un proceso equivalente al anterior, combinará nuevamente oxígeno del aire con hidrógeno generando electricidad y formando agua como residuo. La electricidad producida por este medio recargará las baterías instaladas en el refugio para su posterior utilización.

Las tecnologías del hidrógeno presentan grandes ventajas relacionadas con el almacenamiento estacional de energía renovable, pues permite almacenar grandes cantidades de esta en forma de hidrógeno gas a presión durante todo el tiempo que sea necesario.. Por esto, y debido a las características energéticas del refugio de Bachimaña, donde hay excedente de energía renovable durante 10 meses al año sin posibilidad de generación durante los dos restantes, esta tecnología adquiere una potencial relevancia para almacenar, en forma de hidrógeno, la energía que se usará en los dos meses sin generación hidráulica.

El transporte de todos los elementos del sistema de hidrógeno tiene que realizarse forzosamente con helicóptero, por lo que habrá que esperar a que las condiciones climáticas permitan dicho transporte. Se espera por tanto que en durante la primavera del año que viene se pueda realizar su integración en el refugio.

Volver arriba