skip to Main Content
Cinco Refugios Españoles Participarán En Un Programa Para Conseguir Instalaciones Menos Contaminantes

Cinco refugios españoles participarán en un programa para conseguir instalaciones menos contaminantes

Cinco refugios situados en el Pirineo aragonés participarán en un proyecto de investigación europeo cuyo objetivo es conseguir reducir el consumo de combustibles fósiles en estas instalaciones.

El proyecto tiene un nombre endiablado, Sustainhuts, pero su propósito no tiene nada de demoniaco: modernizar los sistemas energéticos de nueve refugios de montaña de cuatro países de Europa para conseguir que sean más eficientes. El proyecto, que arranca con una previsión de futuro de cuatro años, está financiado por la Unión Europea con un presupuesto de 1.860.914 euros, de los que la UE aporta el 60 por ciento. En esta primera fase va a ser coordinado por la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón, que tiene su sede en el Parque Tecnológico Walqa, en Huesca.

Además de la Fundación del Hidrógeno participan en esta iniciativa la Federación Aragonesa de Montañismo, el Club Alpino Italiano, Environmental Park , la Asociación de Montaña de Eslovenia, el Centro de Tecnologías del Hidrógeno de Eslovenia, la Universidad de Ljubijana y la Universidad rumana de Brasov .

La citada modernización de los refugios se refiere a la instalación de tecnologías basadas en energías renovables, incluyendo en uno de ellos la incorporación de un sistema completo de producción, almacenamiento y utilización de hidrógeno renovable.

De los nueve refugios de montaña que participarán en el programa cinco están en España, en concreto, en el Pirineo aragonés: Lizara, Bachimaña, Estós, La Renclusa y el recientemente inaugurado de Cap de Llauset. Otros dos están en Eslovenia. Los dos restantes e distribuyen entre Italia y Rumanía.

En todos ellos se procederá a realizar acciones con las que se mejorará la eficiencia energética en un 20 por ciento y se reducirán las emisiones de dióxido de carbono en 21 toneladas al año por refugio. La implementación de tecnologías basadas en energías renovables, entre las que figura un sistema de producción, almacenamiento y utilización de hidrógeno renovable, conllevará una disminución de viajes en helicóptero para suministrar el combustible que estas instalaciones utilizan actualmente, con un ahorro estimado de una tonelada de queroseno por establecimiento y año.

Durante la primera fase del proyecto se evaluará la situación en cada refugio y su consumo energético, de forma que se pueda hacer el estudio detallado de las necesidades de mejora que requiere. Las tecnologías que se pretenden implementar son fotovoltaica, mini-hidráulica, mini-eólica, materiales aislantes, e hidrógeno. Posteriormente se elaborarán los proyectos técnicos, para luego adquirir los equipos e instalarlos. El cuarto año llegará el momento de realizar la demostración de todas estas tecnologías ya instaladas en los refugios.

Si el plan tiene éxito, las mejoras se aplicarán a otros refugios europeos.

Fuente: www.desnivel.com

Back To Top